El Ministerio de Salud Pública de Salta promueve sumario por Violencia Obstétrica en cumplimiento de una resolución del Defensor del Pueblo de la Nación

El Ministerio de Salud Pública de la Provincia de Salta emitió una resolución disponiendo instruir sumario administrativo en el Hospital Público Materno Infantil de Salta, con el propósito de esclarecer una situación de Violencia Obstétrica denunciada ante el Defensor del Pueblo de la Nación.

La Defensoría del Pueblo nacional intervino debido a los hechos denunciados por una mujer en ocasión del parto de su hija, ocurrido el día 10 de noviembre de 2016, en el Hospital Público Materno Infantil de la Ciudad de Salta.

Relató que “el 08/11/2016 se le diagnosticó que la beba tenía poco líquido amniótico, por lo que se decide su internación y es informada que no tenía dilatación. Desde un principio la parturienta se sintió angustiada e intranquila pues no sabía ni era informada de qué pasaba con su bebé, quedando en guardia con goteo de oxitocina para acelerar el parto. Durante el proceso le hicieron tacto muchas veces tanto diferentes médicos como residentes, y a la queja de dolor al ser revisada, le contestaban ‘te la tenés que aguantar eso es tener hijos’, siendo humillada cada vez que manifestaba dolor”.

Solicitó que se le practicara una cesárea por el dolor que padecía y por el riesgo que implicaba la falta de líquido amniótico, a lo que le respondían “que no pida cesárea porque no me la van a hacer. Que es fácil tener hijos por cesárea y que yo voy a parto sí o sí. Que aguante…”

La madre de la denunciante, en igual sentido, contó que también fue objeto de maltrato y humillaciones ante sus reclamos, mientras que la pareja y padre de la niña nunca tuvo información ni le permitieron acompañarla, y sólo mantenía contacto por teléfono celular.

La cesárea le fue negada sistemáticamente hasta límites insostenibles, y ante la insistencia de un residente, pasó a cirugía. Pero su terrible experiencia continuó, ya que relata que “el anestesista no sabía poner la peridural, de lo que tomé conciencia por los propios murmullos de los presentes reflejando esta impericia, dando como consecuencia la falta de efecto, pues podía sentir y mover las piernas, padeciendo todo el dolor del corte, recibiendo a su queja la orden de aguantar, ‘…aguantá porque sino vamos a tener que parar la cesárea y tu hija se va a morir’, me decían”.

Finalmente, la niña nació a las 23.15, desmayándose la parturienta en el alumbramiento. Asimismo, denunció que lo sucedido le produjo un stress postraumático perinatal, provocándole dificultades para amamantar, a lo que las enfermeras le exigían hacerlo pese a su dolor físico y emocional.

A los dos días del alta advirtió que su herida supuraba y tenía fiebre, y al ser atendida en el Hospital, no la curaron, y simplemente le dijeron que tome un calmante y se lave la herida.

De esta manera, la Defensoría nacional atendió la denuncia que exponía una evidente situación de trato deshumanizado para con la madre y su hija, que habría puesto en peligro su salud física, emocional y psicológica, y en el entendimiento de que se trató de actos que constituyen violencia obstétrica, dictó una resolución poniendo en conocimiento del Ministerio de Salud Pública de la Provincia de Salta, a los fines sumariales y sancionatorios como lo establece la Ley Nº 25.929 de Parto Respetado (Ley Provincial Nº 8.065).

    dpn.argentina

    @DPNArgentina

    Whatsapp

    Horario de atención: Lunes a Viernes de 10 a 17hs. |

    Sede central: Suipacha 365 (C1008AAG). CABA, Argentina. |

    0810 333 3762 - Fax: (+54 11) 4819 1581