Defensoría del Pueblo de la Nación

La Defensoría del Pueblo de la Nación pide medidas para evitar daños a la fauna silvestre en la conexión vial Rosario-Victoria

La Defensoría del Pueblo de la Nación exhortó a la Dirección Nacional de Vialidad a que conforme una mesa de trabajo con los demás organismos competentes a fin de evaluar las medidas constructivas y no constructivas para reducir o evitar el atropellamiento de fauna silvestre de la conexión física Rosario-Victoria, Provincia de Entre Ríos, en razón de una denuncia efectuada por el grupo autoconvocado “El Paraná No se Toca”.

La mencionada conexión vial une Rosario con el sector norte de la ciudad de Victoria, recorriendo una distancia de aproximadamente 60 kilómetros, atravesando el canal del río Paraná frente a Rosario mediante un puente principal. Los cursos de agua en el valle de inundación, ríos y arroyos navegables, son cruzados por 12 puentes en zona de islas, vinculados entre sí mediante terraplenes.El área donde se encuentra emplazada la mencionada conexión física es de "transición" entre las porciones Superior y Media del Delta del Paraná las que tienen una riqueza de fauna silvestre estimada en 243 especies, entre mamíferos, aves, reptiles y anfibios. Tal conexión, además, afecta a unas 376.000 hectáreas de islas, declaradas Reserva de usos múltiples, según la ley de Áreas Naturales Protegidas de la Provincia de Entre Ríos

Con respecto a las obras de infraestructura realizadas para disminuir los atropellamiento, el OCCOVI informó que la conexión cuenta con los puentes ya mencionados, los que permiten el paso de animales silvestres durante las épocas de niveles hidrométricos no excepcionales del río Paraná, y que la traza cuenta con un alambrado de cinco hilos que se completó en el 2008 con 2 hilos adicionales en aquellos sectores de la traza donde se registran mayores cantidades de incidentes. También que existe cartelería preventiva e informativa sobre la presencia de animales sueltos a fin de que los usuarios extremen las precauciones y que ante la situación hidrológica extraordinaria que trae como consecuencia la presencia de gran cantidad de fauna silvestre sobre la traza, se reparten folletos de concientización en la estación de peaje.

En cuanto a los controles de velocidad, el OCCOVI informó que son potestad de la Gendarmería Nacional Argentina. Sin embargo, esta Fuerza explicó que no realiza controles de velocidad en el lugar ni cuenta con radares fijos de velocidad.

Ahora bien, de la investigación realizada resulta que:

.- Los puentes existentes a lo largo de la traza no han sido diseñados sobre bases ecológicas a fin de permitir el desplazamiento de la fauna silvestre, sino para permitir el escurrimiento de las aguas y en el caso de los cursos navegables, para el desplazamiento de embarcaciones.

.- En cuanto al alambrado, además de acentuar el efecto barrera, el mismo fue concebido a fin de impedir el acceso de animales mayores a la calzada, no siendo una medida eficaz para aquellos animales de menor tamaño.

.- Asimismo, como bien informa el OCCOVI, esta medida contribuye a evitar el paso de animales silvestres durante épocas con niveles del río no extraordinarios, lo que la torna ineficaz cuando estamos en presencia de una situación hidrológica diferente.

Cabe añadir que la problemática de los atropellamientos se ve influenciada por los pulsos de inundación del ecosistema, pues la altura del nivel del Río Paraná (nivel hidrométrico) provoca el movimiento de la fauna silvestre hacia las áreas más elevadas aumentando así los riesgos. Y que las fluctuaciones del nivel del Río Paraná han cambiado notablemente. Años atrás, las crecidas eran exclusivamente estivales, mientras que en los últimos tiempos, se registran en cualquier momento del año. Como algunas de sus causas, puede mencionarse el uso del suelo aguas arriba, el manejo del caudal de las represas hidroeléctricas, y seguramente el cambio climático global.

Es por ello que el atropellamiento de fauna silvestre constituye un problema que justifica la investigación y la aplicación de las medidas efectivas para disminuir su frecuencia, adecuando la infraestructura vial a fin de permitir el desplazamiento de la fauna y al mismo tiempo mejorar la seguridad vial; como, por caso, la construcción, y mantenimiento de obras tales como pasafauna adaptados a las particularidades de las especies, reductores de velocidad , la instalación de radares fijos y operativos de control de velocidad planificados al efecto.

Por lo expuesto, además de exhortarse a la Dirección Nacional de Vialidad, se puso en conocimiento de lo actuado al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, a la Secretaría de Ambiente de Entre Ríos, al Ministerio de Medio Ambiente de Santa Fe, a la Policía de Entre Ríos, a la Gendarmería Nacional Argentina, a la Agencia Nacional de Seguridad Vial y a la Municipalidad de Victoria.

    Horario de atención: Lunes a Viernes de 10 a 17hs. |

    Sede central: Suipacha 365 (C1008AAG). CABA, Argentina. |

    0810 333 3762 - Fax: (+54 11) 4819 1581